¿Por qué el nombre de Casa de Citas?

Se trataba de propiciar el encuentro con la buena música, la poesia, la amistad; su nombre resulto de los "aquelarres" de un grupo de amigas liderada por Luz Mery Urueta quien propuso Casa de Citas con la clara intención de convertir este universal nombre en un sitio donde se reuniera la cultura y las artes combinado con la rumba.